FANDOM



Encephalonus IV
Ben, Gwen y Kevin en Encephalonus IV
Especies de Encephalonus IV Cerebrocrustacean
Estado Actual activo
Galaxia via lactea

Encephalonus IV es planeta gris y cubierto de nubes, hogar del brillante ser alienígena Cerebrón y posiblemente de Synaptak.

DescripciónEditar

La atmósfera del planeta Encephalonus IV está eléctricamente cargada hasta tal punto, de que en el cielo del planeta se producen continuas y eternas tormentas eléctricas (Rayos, Relámpagos y Truenos) de espectacular actividad sin par en el universo. La intensa actividad eléctrica de las tormentas eléctricas afectan a la naturaleza biológica de los habitantes nativos del planeta (los Cerebrocrustacean) haciendo que sus cuerpos se carguen continuamente de electricidad hasta tal punto de que sus cuerpos se sobrecargan de tanta electricidad que ésta acelera la estructura molecular de sus cuerpos a tal nivel, que esta aceleración hace que sus cuerpos envejezcan más rápido de lo normal. Como consecuencia de esto, los Cerebrocrustacean empezaron a aprovecharse de la electricidad de la cual se cargaba su cuerpo por efecto de las intensas tormentas eléctricas de su planeta para crear un campo de energía alrededor de sus células que forlaleciese todos sus tejidos del efecto que causaba la electricidad en ellos para ser inmune a dicho efecto. Sin embargo, este proceso biológico de protección que producían sus cuerpos necesitaba mucha energía para mantenerse activo, por lo que empezaron a abusar enormente de la electricidad de las tormentas eléctricas de su planeta, absorbiendo toda la energía que emanaba para mantener el proceso biológico de protección que producían sus cuerpos para protegerse del efecto que les causaba la electricidad. Con el tiempo, las intensas tormentas eléctricas naturales del planeta desaparecieron por el gran abuso que estaban haciendo los Cerebrocrustacean al aprovecharse completamente de ellas (al consumir todos los recursos naturales), causándo su completa destrucción. Al desaparecer las intensas tormentas eléctricas, los cuerpos de los Cerebrocrustacean ya no podían usar la energía de las tormentas para mantener activo su proceso biológico de protección, por lo que sus cuerpos al no tener energía que absorber para utilizarla como protecció volvió a envejecer rápidamente como hacían antaño. Como consecuencia a esto, los Cerebrocrustacean se vieron obligados a hacer evolucionar su cerebro hasta el punto de producir y controlar su propia electricidad a voluntad, ya que las ondas cerebrales del cerebro producen electricidad. Por lo que el cerebro de los Cerebrocrustacean aumentó de tamaño lo suficiente para producir su propia electricidad y controlarla. Los Cerebrocrustacean también hicieron evolucionar todos sus tejidos para que fueran inmunes a los efectos de su propia electricidad, lo que les permitió envjececer con normalidad en vez de envejecer rápidamente. Cuando los Cerebrocrustacean lograron tal evolución ya habían evolucionado a fin de crear ellos su propia electricidad en lugar de consumir la electricidad de las tormentas de su planeta y por lo tanto se convirtieron en los crustaceos de generación de electricidad que ahora vemos. Los Cerebrocrustacean de última geneación se sienten profundamente avergonzados de su antepasados, siendo responsables de la destrucción de las tormentas eléctricas naturales de su planeta natal Encephalonus IV. Sin embargo, como los Cerebrocrustacean de última generación, además de producir y controlar su propia electricidad, son muy inteligentes creron un aparato de alta tecnología capaz de restaurar las cargas eléctricas de la atmósfera y que emplearon en la atmósfera de su planeta natal para que fuera capaz de volver a producir las tormentas eléctricas naturales que antaño sus antepasados habían destruido. Los planetas cercanos; Encephalonus I, II, y III, comparten un sol con Encephalonus IV, junto a su propio sistema solar. Hace tiempo que se destruyeron por el gran abuso de las especies predecesoras a los Cerebrocrustacean. Al haber aprendido de los errores de sus antepasados y con la determinación de no repetir los desastres anteriores, los súper inteligentes Cerebrocrustacean como Cerebrón han evolucionado su cerebro con el fin de poder generar sus propias tormentas eléctricas simplemente proponiéndoselo, contribuyendo de esta forma a mantener en equilibrio la energía eléctrica atmosférica de su hogar, en lugar de destruirla como hicieron sus antepasados. Debido a que las ondas cerebrales del cerebro de un individuo causan electricidad, los Cerebrocrustacean tienen desarrollado su cerebro a un punto exagerado. Debido a esto, los Cerebrocrustacean son extremadamente inteligentes y son capaces de generar y controlar su propia electricidad con el poder de su mente a voluntad. Por este motivo, esta especia está basada en un cerebro de gran tamaño. Además de esto, el planeta está altamente avanzado científicamente y tecnológicamente. En él hay gigantescas estructuras futuristas y tecnológicamente avanzadas, muy estilizadas y de un color pastel, rascacielos en las montañas, además complejos sistemas de ascensores y plataformas. Los edificios son muy tecnológicos y algunos tienen forma de una gigantesca torre con una esfera electrificada en la cima. Su tecnología es de nivel 9, lo que significa que es un planeta muy avanzazado científicamente y tecnológicamente.

Ben 10: Fuerza Alienígena: Vilgax AtacaEditar

En la versión de este videojuego para la consola nintendo ds, Encephalonus IV se presenta como el 4° planeta visitable (Después de La Tierra, Vulpin y Terradino). Allí se notan gigantescas estructuras futuristas y tecnológicamente avanzadas, muy estilizadas y de un color pastel, además de complejos sistemas de ascensores y plataformas. Al fondo del escenario se puede apreciar una gigantesca torre con una esfera electrificada en la cima. Además, en éste planeta aparecen unos extraños centinelas, los cuales tienen forma de pequeños calamares. Estos monstruos, además de levitar, generan unas pequeñas descargas eléctricas que dañan al oponente.

CuriosidadesEditar

  • Sus habitantes viven en rascacielos sobre las montañas.
  • Sus robots de seguridad fijos de los rascacielos tienen cerebro (podrían ser orgánicos).
  • Tal vez hayan guerras por su notable orgullo.
  • Puede que sea el planeta de Synaptak, ya que tiene algunas similitudes como apariencia y habilidades de un Cerebrocrustacean poseyendo un gran cerebro y extremidades de crustáceo.
  • No se vio ningún Cerebrocrustacean en el videojuego Ben 10: Fuerza Alienígena: Vilgax Ataca.
  • Esta lleno de máquinas, y aunque sea el planeta de Cerebrón, es díficil pasarlo con él.
  • Debido a que los habitantes de este planeta son extremadamente inteligentes, su planeta está altamente avanzado científicamente y tecnológicamente. Su tecnología es de nivel 9.
  • Es un planeta con muchos laberintos y trampas.
  • En el juego es uno de los niveles más dificiles.

GaleriaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.